Placa de vitrocerámica SCHOTT CERAN® con símbolo para “eco-friendly“.

¿Te sorprende porque una vitrocerámica puede ser tan buena para el medio ambiente?

Por qué para SCHOTT CERAN® el medio ambiente es importante.
SCHOTT mira hacia el futuro cuidando el medio ambiente es por eso que desarrollamos  productos sustentables para ahorrar energía. Esta es una tendencia que el mundo está adoptando y que SCHOTT ha reconocido hace tiempo, es por eso que como primer fabricante de vitrocerámica hemos conseguido eliminar los metales pesados arsenio y antimonio de la producción. Desde 2009 nuestras placas de vitrocerámica son totalmente ecológicas. Es más, realmente deslumbran gracias a su excelente eficiencia energética y a su alta permeabilidad  al calor.

Hablando de "eficiencia": Tratándose de cuidar el medio ambiente para nosotros siempre menos es más. Algunos ejemplos lo ilustran perfectamente: desde 1990 75% menos de emisión de óxido de nitrógeno, desde 1980 80% menos consumo de agua potable, y la reducción del consumo de energía por tonelada de vidrio es del 25%. La idea de producción sustentable está en nuestras mentes desde el comienzo.
Un desierto de arena.

Además de ideas, nuestra materia prima más importante es la arena.

Lo que principalmente contribuye a la producción sustentable de SCHOTT CERAN® es la arena de cuarzo: Esta materia prima existe en la naturaleza en cantidades ilimitadas. Es más, se recicla el 98% de las piezas que se  fragmentan en nuestro ciclo de producción mundial.
Hoja verde con el contorno troquelado de una fábrica.

Nuestra técnica de fundición patentada protege el medio ambiente.

SCHOTT da un buen ejemplo tanto  tecnológica – como ecológicamente. Después de todo somos el primer fabricante a nivel mundial que ha logrado producir  sustentablemente placas de vitrocerámica. A diferencia de procedimientos convencionales, nuestra técnica de fundición que hemos desarrollado no hace uso de metales pesados tóxicos. No utilizamos nada que pueda dañar la naturaleza o la salud de nuestros clientes y empleados. Un logro genuino es que 180 toneladas de metales pesados menos por año son lanzados al medio ambiente y al mismo tiempo en el proceso cumplimos con las normas ecológicas del mañana.
Un prado de flores como símbolo de sostenibilidad.

La sustentabilidad es nuestro mayor beneficio.

La sustentabilidad es para nosotros de superlativa importancia y realmente lo tomamos con seriedad. Después de todo, al ser SCHOTT una empresa perteneciente a una fundación, expresa explícitamente la  importancia de la responsabilidad social en sus estatutos. Nuestro empeño no está solamente orientado a maximizar la rentabilidad. Tenemos una visión. Que es la de ofrecer innovaciones que haga más segura la vida de la gente, más confortable y más placentera. Por eso nos comprometemos con el medio ambiente y asumimos responsabilidad social. Promovemos la ciencia y nos ocupamos de nuestros empleados y sus familias.
Modificar
SCHOTT utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia de uso del mismo y proporcionar el mejor servicio posible. Si continúa navegando por este sitio web, usted estará consintiendo que utilicemos cookies.