Un hombre se desplaza en una estibadora de horquilla, en una nave de un almacén depósito de SCHOTT.

¿Quiere saber toda la historia? Entonces tenemos algo en común. 

Uno de nuestros objetivos de mayor preferencia es fabricar productos que sean lo más simples y autoexplicativos posible. Naturalmente somos conscientes que la vitrocerámica no sólo es un material absolutamente único en su género, sino también una materia altamente tecnológica que puede originar preguntas. Pero como verá, muchas de ellas se dejan responder muy fácilmente – otra prueba de que  nuestras placas vitrocerámicas han sido concebidas hasta el final.

No hay duda: Estamos personalmente para usted.

Si tiene una pregunta que nuestras FAQs no la contestan, no dude en contactar con nosotros. Nuestros colaboradores le ayudarán con gusto personalmente a resolver sus dudas.
Modificar
SCHOTT utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia de uso del mismo y proporcionar el mejor servicio posible. Si continúa navegando por este sitio web, usted estará consintiendo que utilicemos cookies.